Inflamación de las articulaciones de manos y muñecas - Descripción y tratamiento

¿Tiene dolores severos en las articulaciones de manos y muñecas? ¿Aparece hinchazón, rigidez y enrojecimiento? Puede ser una enfermedad inflamatoria de las articulaciones que después de algún tiempo puede llevar a un deterioro de la movilidad y deformidad, por ejemplo, de dedos o manos.

Nota:
No utilice este artículo ni ningún otro del internet para determinar un diagnóstico. Sólo un médico puede realizarlo. No posponga la visita al médico y busque una solución a su problema de salud a tiempo.

¿Está buscando solución para dolores, edemas e inflamación?
Ahora con la posibilidad de probar gratis la magnetoterapia Biomag 3D.
Probar
Inflamación en la mano y muñeca: descripción y tratamiento
Fotografía : Inflamación de las articulaciones de manos y muñecas

Descripción de la inflamación de las articulaciones de manos y muñecas y las causas

La inflamación de las articulaciones de manos y muñecas puede ser infecciosa y no infecciosa. La causa más común de la inflamación no infecciosa de las articulaciones pequeñas de manos y muñecas es la artritis reumatoide.

La causa de la artritis reumatoide es un trastorno del sistema inmunológico. Se manifiesta con edema, dolor, sensibilidad al tacto y movilidad limitada. A consecuencia de la inflamación se puede desarrollar una destrucción y deformación ósea, es decir poliartritis progresiva (reumatismo). La enfermedad afecta a la vida del paciente, le impide realizar actividades cotidianas y puede causar una discapacidad permanente.

En los casos más graves de la inflamación de las articulaciones desaparecen las partes de hueso que forman la superficie articular. El resultado es la deformidad de las articulaciones, como por ejemplo dedos torcidos hacia el lado meñique, o bien pueden aparecer crecimientos óseos en las articulaciones de los dedos de la mano.

Los factores de riesgo en el desarrollo de la artritis reumatoide son:

  • sobrepeso y obesidad,
  • lesiones,
  • carga excesiva e inadecuada de las articulaciones.

Tratamiento de la inflamación de las articulaciones de manos y muñecas – cómo deshacerse de los síntomas

El tratamiento de la inflamación infecciosa de las articulaciones de manos y muñecas es farmacológico y su objetivo es eliminar la causa específica de la enfermedad.

El tratamiento de la artritis (inflamación de las articulaciones) consiste en aliviar el dolor y decelerar el desarrollo de la enfermedad.

Para el tratamiento de la artritis de las articulaciones y la artritis reumatoide se utiliza una gran cantidad de diferentes grupos de fármacos. Para decelerar los procesos inflamatorios se administran fármacos antirreumáticos no esteroideos.

El desarrollo de la inflamación también se puede suprimir con corticosteroides.

Además de fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad sintéticos convencionales (más a menudo el metotrexato) existen otros grupos de fármacos modificadores de la enfermedad biológicos y sintéticos específicos (por ejemplo anticuerpos anti-TNF-alfa, fármacos biológicos con un mecanismo de acción diferente, inhibidores sintéticos específicos, etc.). Se pueden tomar solos o combinándolos.

La terapia adyuvante para aliviar el dolor puede incluir la terapia de ultrasonido, láser, luz polarizada, galvanización o termoterapia. Como parte de la terapia es importante modificar el estilo de vida. La prevención consiste en mantener sano el sistema inmunitario e iniciar el tratamiento de enfermedades infecciosas a tiempo.

Para mejorar la movilidad de las articulaciones afectadas, para decelerar el avance y aliviar algunas manifestaciones de la enfermedad, sobre todo el dolor y el edema, es importante el tratamiento de rehabilitación y de balneario.

  • Antirreumático no esteroideo: Medicamento no esteroideo contra el dolor, la inflamación y la fiebre.
  • Efecto analgésico: Alivio del dolor.

Se utiliza una amplia gama de métodos: desde el ejercicio terapéutico y fisioterapia (masajes, baños, crioterapia) hasta el uso de corrientes eléctricas terapéuticas, del campo magnético y de la luz polarizada. Otra solución posible es la cirugía.

Dentro del tratamiento fisioterapéutico de algunos síntomas de la inflamación de las articulaciones de manos y muñecas, la magnetoterapia pulsátil de baja frecuencia desempeña un papel importante, gracias a sus efectos analgésico, antiedematoso, curativo y antiinflamatorio.

La ventaja es la posibilidad de uso individual en un entorno de cuidado domiciliario que permite al paciente seguir con el tratamiento intensivo fuera de un centro sanitario.